La importancia de los seguros agropecuarios

Publicado: 09-01-2018
El año 2017 será recordado en el campo por la alta siniestralidad: heladas, tormenta y la sequias que han sacudido el país, son fenómenos que se han repetido en múltiples ocasiones a lo largo del año 2017 y que nos deberían hacer reflexionar sobre si los continuaremos viendo como efectos meteorológicos puntuales o van más allá, adelantados a un cambio climático que nadie en el campo se cuestiona.

Cuando suceden estos efectos meteorológicos es cuando parece necesario pararse a pensar en el seguro agrario como un modo de protegerse frente a todas estas inclemencias. Pese a las campañas que se han realizado a lo largo de los años por parte de las compañías, parece ser que a España le falta una “cultura aseguradora”. El principal problema es que los agricultores y ganaderos consideran las partidas de seguro como un gasto en su contabilidad cuando se tendrían que  considerar una inversión en seguridad y tranquilidad.

El mercado asegurador agrario en nuestro país es muy amplio, existen coberturas disponibles para todas las producciones agrícolas y ganaderas frente los posibles daños naturales, pero la realidad es que el porcentaje de contratación en algunas de las líneas de contratación es muy bajo.

Los desastres meteorológicos no avisan, son totalmente impredecibles, muchas veces los agricultores se confían cuando ven previsiones favorables pero ¿podemos mantener a salvo nuestra producción hasta el momento de la recolección? La respuesta es clara; la única protección con la que pueden contar los agricultores y ganaderos es el seguro agropecuario.

Si quieres protegerte de los efectos meteorológicos no dudes en rellenar nuestro formulario de seguro de cultivos y recibe en breves minutos un presupuesto personalizado de nuestro seguro de cultivos y si quieres proteger tu ganado, no dudes en rellenar nuestro formulario de retirada de animales.


¡Protege tu futuro con Serviagro!